Templo de la Compañía de Jesús, hoy edificio de la Biblioteca Pública Universitaria.

Templo de la Compañía de Jesús, hoy Biblioteca Pública Universitaria.
Templo de la Compañía de Jesús, hoy Biblioteca Pública Universitaria.

Los primeros jesuitas que llegaron, el padre Sánchez Baquero y el hermano Gutiérrez, acomodaron la iglesia en una caballeriza, esto en el año de 1580, aunque dos años después ya contaban con una modesta construcción para llevar a cabo sus servicios.

En 1629 celebraron contrato ante notario público, el padre Juan de Vallecillos rector del Colegio y Francisco de Chavinda el Mozo, maestro de arquitectura el cual se obligó a terminar la iglesia y hacerle algunas modificaciones al Colegio.

Colegio de la Compañía de Jesús, hoy Centro Cultural Clavijero. La esquina se eleva y allí se ve una carátula de reloj, que para mediados del siglo XX ya había desaparecido. En esta torre está grabada la frase “ANNO 1581”, indicativo de que es probablemente, la torre de la iglesia original.

A mediados del siglo XVII el licenciado Roque Rodríguez Torrero ofreció donar 25,000 pesos para la construcción de una iglesia suntuosa. El día 12 de diciembre de 1660 se colocó la primera piedra. Desde esa fecha hasta el 9 de abril del siguiente año se laboró con celeridad, pero los trabajos se suspendieron definitivamente en 1661. Tocó al rector Diego Felipe de Mora, iniciar los trabajos de construcción de la iglesia nueva.

Templo y Colegio de la Compañía de Jesús, hacia el tercer cuarto del siglo XIX, aunque así debería de haberse visto durante el siglo XVIII. Pintura del Lic. Mariano de Jesús Torres.

Los trabajos debieron de comenzar entre 1687 y 1688. Tres años después, aún se estaba trabajando (1691), de tal manera, que todavía en 1693 se estaba trabajando conjuntamente en ambos edificios, si bien el rector Alonso de Arrivillaga declaró en ese año que la iglesia ya se estaba acabando.

Biblioteca Pública Universitaria, con su iluminación escénica encendida.
Biblioteca Pública Universitaria, con su iluminación escénica encendida.

Esta iglesia, que vino a sustituir a la primitiva y es la que subsiste fue dedicada en 1695. Durante el trienio rectoral del Padre Andrés Fernández (1736-1738) se derribó el coro y se le rehizo la bóveda, se enlosó el cementerio y se envigó de nuevo toda la iglesia. En 1739 el padre Ignacio Calderón encontró una iglesia resplandeciente que contrastaba con el deplorable estado del Colegio.

Detalle de la ventana en la fachada. Es un ave (al parecer un buitre) que se devora las entrañas, señal de retroalimentación.
Detalle de la ventana en la fachada. Es un ave (al parecer un buitre) que se devora las entrañas, señal de retroalimentación.

El 25 de junio de 1767 se expulsó a toda la orden del Imperio Español, siendo el Clero Secular el nuevo dueño de todo el conjunto de Casa de Ejercicios (Hoy Auditorio Universitario Rubén Romero), Colegio de Jesuitas (hoy Palacio Clavijero) y templo (hoy Biblioteca Pública).

Biblioteca Pública Universitaria, vista desde el poniente.
Biblioteca Pública Universitaria, vista desde el poniente.

El templo conservó su uso religioso hasta 1930, cuando por órdenes del gobernador Lázaro Cárdenas se instaló aquí la biblioteca del Estado y los despojos de las bibliotecas del ex convento de San Francisco y del Colegio Seminario, que conformaron la actual Biblioteca Pública Universitaria.

Interior de la Biblioteca Pública Universitaria.
Interior de la Biblioteca Pública Universitaria.

 

Fuentes:

Figueroa Zamudio, Silvia. Morelia, Patrimonio cultural de la humanidad.

Torre, Juan de la. Bosquejo Histórico de la Ciudad de Morelia.

Torres, Mariano de Jesús.  Diccionario Histórico, Biográfico, Geográfico, Estadístico, Zoológico, Botánico y Mineralógico de Michoacán.