Las pinturas de Mariano de Jesús Torres

Breve biografía de Mariano de Jesús Torres.

Lic. Mariano de Jesús Torres
Lic. Mariano de Jesús Torres EN 1913.
Lic. Mariano de Jesús Torres 2
Reverso de la postal con el retrato del Lic. Mariano de Jesús Torres.

Nació en Morelia el 17 de Abril de 1838, hijo de Vicente Torres y de Isidra Reyes, ambos originarios de Pátzcuaro. Recibió la instrucción primaria e ingresó al seminario en 1848, terminó los estudios de Bachiller en Filosofía en 1855. También estudió en la Academia de Dibujo que se había establecido en La Compañía (Palacio Clavijero). Fue discípulo del gran impresor Octaviano Ortíz, abogado litigante a partir de 1862 en que culminó sus estudios de derecho, fue Juez de Letras en Ario durante casi un año, y también lo fue en La Piedad. Tuvo bastantes altibajos durante la ocupación francesa, estuvo a punto de ser fusilado un par de ocasiones, pero al final logró sobrevivir y sumarse a la sociedad Michoacana, que durante el último cuarto del siglo XIX era una vorágine de política.

placa de la casa donde vivió Mariano de Jesús Torres
Placa de la casa donde vivió Mariano de Jesús Torres.
IMG_1829
Monumento del Lic. Mariano de Jesús Torres, en la Rotonda de los Michoacanos Ilustres, en el Panteón Municipal de Morelia.

Fue presidente Municipal de Morelia en 1913. Murió en 1921, siempre fue un actor de la vida política y cultural de su terruño, actualmente sus restos reposan en la Rotonda de los Michoacanos Ilustres.

Uno de los más grandes escritores que ha dado Michoacán, y de hecho podemos afirmar que es el biógrafo de nuestra ciudad y de nuestro estado a finales del siglo XIX y principios del XX.

Tres de sus obras son los referentes para la historia tanto de la ciudad como del estado: 1.- Diccionario Histórico, Biográfico, Geográfico, Estadístico, Zoológico, Botánico y Mineralógico de Michoacán; 2.- Historia Civil y Eclesiástica de Michoacán desde los pobladores primitivos hasta nuestros días; y 3.- el periódico literario La Aurora Literaria.

Entre los múltiples periódicos y revistas que fueron publicados en su imprenta se encuentran periódicos de carácter político donde asume la defensa de sus ideales liberales y su apoyo a la República: La Causa del Pueblo 1858; El Rifle del Norte, 1859 (en el que arengó al pueblo a favor de Benito Juárez); El Partido Puro, 1860; Garibaldi, 1861, libelo de apoyo a la candidatura de Epitacio Huerta; La Guerra, al lado de Eduardo Ruiz, 1862; Cinco de Mayo, 1867; a partir de 1871 apoyó a Benito Juárez en su reelección y redactó El reeleccionista, que también fue un órgano de apoyo a la reelección del Gobernador Carrillo; El Cronista; El Observador; El Pueblo Libre (en apoyo a Mariano Jiménez); El Mordullo, al lado de Francisco Elguero y Francisco Grande lo escrito para atacar al Sr. Jiménez; La Época y El Michoacano, ambos en 1871; La hija de Zitácuaro, 1874. Colaboró en la redacción de periódicos dedicados a la defensa de la política liberal: El derecho del pueblo (al lado de Antonio Espinosa) en 1873. Un pequeño semanario titulado Pueblo libre (homónimo del que apoyaba a Jiménez) donde combatió la candidatura de Pascual Ortiz Rubio.

A destacar aparte de sus escritos, son sus pinturas, que nos muestran un retrato muy vivo del Michoacán del siglo XVIII y XIX. Si bien sus cuadros deben ser posteriores a 1852, algunos de los rasgos que son visibles en sus cuadros no sobrevivieron lo suficiente para que la fotografía los inmortalizara.

LAS PINTURAS

Pingo Torres Vista de Catedral desde San Agustín, al Norte
Vista de la Plaza de Armas y Catedral desde San Agustín. Nótese la pequeña torre que se encuentra en el extremo derecho del cuadro, es la torre del Templo de San Juan de Dios. Se ven las cúpulas de Las Rosas y de El Carmen.
Pingo Torres San Agustín
Templo, convento, cementerio y muro atrial de San Agustín. Se ve el mercado a las orillas del muro atrial y los edificios que estaban adosados al norte del templo, hoy desaparecidos.
Pingo Torres interior de Catedral
Interior de Catedral. Detrás de la columna en primer plano, se ven el manifestador y el coro, que abarca de la segunda a la tercera columna. En primer plano, al centro y abajo, se ve a un joven ahuyentando a un perro, oficio hoy en desuso.
Pingo Torres Convento de Dieguinos y Santuario Guadalupano
Templo y Convento de San Diego, cementerio y muro atrial de San Diego, Alameda, fuente y arcos del acueducto. En primer plano, una fuente en desuso y destruida. El muro atrial rodeaba el cementerio, actualmente allí hay una plazoleta rodeada de postes y cadenas, sólo uno de los cipreses (que se aprecian en su interior, sobresaliendo del muro) sobrevive, aunque mutilado.
Pingo Torres Conservatorio de las Rosas
Templo y colegio de Las Rosas, antiguo templo y convento de Santa Catalina de Sena. Al extremo izquierdo del cuadro se ve la casa de ejercicios de los jesuitas, que también funcionó como capilla de las Teresas. En el extremo derecho, se alcanza a apreciar la arboleda del Paseo de las Lechugas.
Pingo Torres Colegio de San Nicolas y Templo de la Compañia
Templo y colegio de la Compañía de Jesús, Colegio de San Nicolás. La torre del colegio tenía un reloj que se alcanza a apreciar en esta pintura, también está el muro atrial y los edificios adosados al atrio en la esquina sudponiente del atrio, hoy desaparecidos.
Pingo Torres Catedral de Morelia
Catedral de Morelia. En esta pintura aparece un monumento delante de los árboles a la izquierda, era parte de cuatro medallones con los nombres de los grandes insurgentes. Arriba, a la izquierda, el globo de Benito León Acosta se aleja en sentido contrario al de su desventurado ascenso en Morelia en 1844. A lo lejos, en la Plaza de Armas, se ve la columna con el primer monumento a Morelos.
Pingo Torres Capilla de Animas
Calzada de Guadalupe, Acueducto, Capilla de Ánimas. Lo más destacable en este cuadro es la Capilla de Ánimas, desaparecida entre 1850 y 1858.
Pingo TorresSan Francisco y Templo de la Tercer Orden
Templo de San Francisco, Templo de la Tercera Orden, Muro atrial y cementerio de San Francisco. En el muro atrial se ven diez de las capillas votivas y dos puertas, cada una mirando a una calle. Al frente se ve una pila que desapareció al des destruido el atrio, el cementerio y el templo de la Tercera Orden. San Francisco no tuvo torre hasta finales de la primera mitad del siglo XX.

2 comentarios en “Las pinturas de Mariano de Jesús Torres”

  1. Mariano de Jesús Torres, conocido como el Pingo Torres, vivió donde hoy es la escuela Virrey de Mendoza. Las pinturas del Pingo, las copio todas ellas, mi mamá la señora Marina Quintana Reynoso conyugue del Dr. Jesús García Tapia. Las copias son tan exactas que es difícil saber cuales son las del Pingo y cuales las de mi mamá. Toda la obra de mi mamá esta dispersa y prácticamente perdida.

    1. Es una tragedia que tanto la biblioteca y los escritos del Dr. Jesús García Tapia como las pinturas de la Sra. Marina Quintana Reynoso no estén en el lugar que les pertenece, por su importancia y valor para el estudio de la ciudad.

      Saludos Doctor! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *